Con Raffaele el freno de mano puesto pero con Baldini vuelas

n Cava dei Tirreni la segunda prueba de fuerza del Catania de Francesco Baldini. Equipo atento y compacto en la primera parte, concreto y preciso en la segunda parte. Y el resultado ha llegado. 

Catania está metiendo la cabeza en él y este aspecto está marcando la diferencia junto con el mayor deseo de lucha y huida de los jugadores del Etna. ¿Era posible que fuera suficiente cambiar de módulo para despertar del letargo a un equipo dormido? El fútbol es extraño pero Catania visto contra Palermo, Turris y Teramo en el contra Avellino y Cavese hay un abismo.

EL TIRO HACIA ARRIBA – Es cierto, los futbolistas pueden decidir el destino de un entrenador. Y Raffaele lo sabe bien. Si Catania ha entrado en sexta marcha lo entenderemos en las próximas semanas. 

Ciertamente, parece haber llegado a ese punto de una etapa ciclista en la que los que disparan ya no giran y pisan los pedales porque el atractivo de la victoria es mayor que todo, incluso el cansancio. La lágrima está en los hechos: Catania en el 180 ‘concedió solo un gol de penalti y metió seis puntos en el cortijo. 

Pero la fotografía de un punto de inflexión concreto se puede ver en el juego: todos atacan, atacan, defienden. En la maleta de Raffaele había 6 puntos en sus últimas 7 carreras, un sexto puesto en la clasificación, un derbi perdido, algunos individuales no a la par y muchas dudas de un precario equilibrio táctico.

EL PUNTO DE VUELTA – La Catania de hoy es un monolito. Receta simple: avance táctico y regreso al 4-3-3. ¿Cómo se produjo un cambio tan brusco en comparación con hace un mes? La respuesta no está en los objetivos de Sarao. De hecho, esa es la constante. Es la guarnición que ha crecido.

 La barra levantada de algunos singles es la primera de las explicaciones: Giosa ha encontrado la sonrisa, Izco la confianza, Dall’Oglio la capacidad de correr de un lado a otro y marcar. Pero este mini ciclo de victorias con Baldini tiene sobre todo una marca de calidad: Russotto. El número 7 del Etna parece haber crecido, un verdadero líder del equipo. El cruce entre él y el técnico Baldini es crucial. 

También porque sucedió en paralelo con un cambio de mentalidad de todos los Rossazzurri:hoy Catania lee, elige, administra y gobierna el tipo de juego que quiere jugar . Y el espíritu es totalmente diferente. Antes del inicio de esta mini serie ganadora, unas palabras de Baldini fueron suficientes para que el equipo del Etna captara el mensaje.

CERTEZA Y CONTINUIDAD : la revolución baldiniana fue el paso más importante para redescubrir el antiguo equilibrio y restaurar las certezas en el equipo. En este campeonato ha habido muchos Catania: el de las primeras veintinueve   jornadas, con la defensa de tres hombres y un mediocampo inexperto y una defensa dejada demasiadas veces a merced de los contraataques del rival. Y luego el de hoy, que se concretó prácticamente a las pocas horas del partido ante el Avellino (3-1). En medio de la noche.

EL HOMBRE CLAVE Y LAS MEJORES PAREJAS– Baldini tuvo el coraje de hacer un giro en U. Así que regrese todo el camino, con el regreso al símbolo 4-3-3 del ascenso del Elefante a la cima del campeonato de fútbol italiano.

 El efecto del regreso al pasado fue inmediatamente tangible, no solo en los resultados. Y no se trataba solo de hombres, sino de referentes en el campo. Maldonado ha vuelto a ser el armador frente a la defensa, bajando el rango de acción en el doble rol de director e interdicto. 

Dall’Oglio ha redescubierto el placer de lanzarse al espacio como centrocampista, de presentarse con mayor claridad en la zona de meta dadas las tareas de cobertura menos costosas. Y como él, ha habido destellos de la caja fuerte de segunda mano de Izco. Al menos hasta la última evolución del sistema, que hoy es más ofensivo y equilibrado que nunca.

 Con el Russotto redescubierto de ancho por la izquierda, Catania resultó ser letal en ambos flancos y el efecto sorpresa da más libertad incluso a los laterales. Es el hombre clave y el número 7 tardó varias rondas del campeonato para llevarse a Catania, pero ahora es el elemento de calidad que los rossazzurri necesitan para la subida más dura. Pero este equipo está demostrando que tiene el ritmo de un escalador que no siente cansancio y quiere conquistar Cima Coppi. 

Por Pasionrp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *